Blog de turismo

Lugares turísticos de España, Francia, Italia, etc...

Qué ver en Burdeos

Artículo sobre Francia, enviado por Ángela Muñiz Varela y publicado el 22/12/2013

     


No hay mejor forma de conocer Burdeos que paseando a orillas del río Garona sobre el que se erigen puentes de asombrosa belleza. Entre ellos destacan el Pont Pierre y el Pont Jacques Chaban-Delmas. El puente de piedra, por ser el primero de la ciudad, construido en tiempos de Napoleón I, y por su hermosura clásica. El segundo citado, por ser la construcción más reciente de Burdeos; además, la altura de sus pilares lo hacen visible desde bien lejos. Entre ambos se encuentra el también hermoso puente colgante de Aquitania.


/Pont Pierre sobre el Garona
Pont Pierre sobre el Garona, por larabarcre

A orillas del Garona se encuentran edificios como el del Palacio de la Bolsa, frente al que se encuentra el espejo de agua más grande del mundo. En funcionamiento desde las 10 horas hasta las 22, el  espectáculo que ofrece no se debe perder. Además, en ese mismo paseo se encuentran hermosos jardines con bancos en los que uno puede sentarse a contemplar. Uno puede perder la vista en el Garona o dirigir la vista hacia el centro de Burdeos.

Siguiendo este paseo, en dirección al puente de Aquitania, se llega a la plaza de Quinconces, la más importante de la ciudad, la más grande de Francia y de las más grandes de Europa. Su explanada de doce hectáreas se extiende desde el río hasta el interior. Frente al río, a su entrada, se encuentran dos majestuosas columnas de piedra que simbolizan el dominio triunfal del mar. En esta plaza se celebran habitualmente ferias con atracciones y conciertos. Destaca de ella el monumento dedicado a los girondinos compuesto de dos fuentes con figuras de bronce, caballos en su mayoría, y una columna de 43 metros de alto que termina en una estatua también de bronce que representa la libertad.


Adentrándose en la ciudad es de visita obligada la grandiosa catedral San Andrés. A su lado se encuentra la torre Pey-Berland, de estilo gótico y, cerca de ambos monumentos, también se puede visitar el ayuntamiento bordelés, conocido como Palacio Rohan. Otro edificio de carácter religioso que sería imperdonable no visitar es la basílica de San Miguel. Al igual que la catedral, es de gótico flamígero y dispone de un campanario independiente al edificio. Además, forma parte del patrimonio mundial de la UNESCO dentro del camino de Santiago de Compostela en Francia. Relacionado también con el camino de Santiago se encuentra la hermosa Grosse Cloche (gran campana) o puerta Sancti Jacobi.


Para relajarse e ir de compras sin duda lo ideal es perderse en la calle peatonal Sainte Catherine en la que se concentran la mayoría de las tiendas de la ciudad. Dicha calle guía a la plaza de la Victoire en el centro de la cual se encuentra el arco de Aquitaine, una de las antiguas puertas que rodeaba la ciudad. En la actualidad se conservan aún diversos arcos dispersos por la zona vieja, que aportan majestuosidad al conjunto de edificios.


/Plaza de la Bolsa
Plaza de la Bolsa, por Plaza de la Bolsa

Alejándonos del centro de bordelés se pueden visitar las maravillosas playas de Arcachon, de Biscarosse y las impresionantes dunas de Pyle. Aquellos que prefieran los destinos de interior y no la playa pueden tomar rumbo en la otra dirección y visitar pueblos como Libourne  o Saint Émilion. Sin duda los amantes del vino no encontrarán mejor destino, por toda la región se pueden visitar los châteaux o casas de venta de vino.

Artículos del blog relacionados


También te puede interesar...


¿Quieres encontrar hotel a buen precio?

Podemos aconsejarte para encontrar el hotel que necesitas. Haz click en Ayuda Hoteles y consúltanos.