Relatos de viajes

Relatos de viajes por España, Francia, Italia, etc...

Viaje a la Alemania romántica

Enviado por Javier, el 01/09/2011


Día 2: Frankfurt-Hahn - valle del Mosela - Treveris

Resumen del día. Valoración de los lugares visitados ese día.

Cuando llegas a un sitio tan de noche, a la mañana siguiente no sabes casi donde estás. Nada más levantarnos, nos asombramos por el paisaje tan dorado (era el mes de octubre) y fuimos al aeropuerto a alquilar un coche (con Avis). Salimos en dirección al castillo de Burg Eltz, un castillo enclavado entre bosques de los más bonitos del valle del Mosela, aunque nos encontramos con que tenía una de las fachadas en restauración. Lo visitamos por dentro, con un guía que nos contaba en inglés las vivencias del castillo en la época de su dorado esplendor. Volvimos hacia el coche por un camino precioso, lleno de árboles dorados y respirando aire puro.
El siguiente punto de la ruta era el valle del Mosela, un río famoso porque en sus laderas están, literalmente colgadas, multitud de vides de los famosos vinos Riesling, desafiando la gravedad y ofreciendo un paisaje precioso. Nos paramos en Cochem, un pequeño pueblecito muy turístico, donde pudimos degustar vinos de la tierra, pasear junto al río y comer un un restaurante especialmente preparado para turistas.
Después de comer, continuamos por la serpenteante carretera al borde del río, una carretera preciosa, pero con muchas curvas, y salpicada de vides hasta casi llegar a Tréveris. Tréveris es una ciudad muy antigua, con monumentos de la época Romana (como la Porta Nigra), y con un centro monumental bastante interesante. Nos alojamos en un hotel muy cerca de la zona peatonal, y después de dejar las maletas fuimos a dar un paseo. Hubo mucho bullicio hasta que cerraron las tiendas, y entonces quedaron las calles algo más desiertas y nos limitamos a ver el bonito conjunto monumental de la ciudad hasta que volvimos al hotel.

Alojamiento en esa noche

Nos alojamos en el hotel Roemischer Kaiser, de 4 estrellas. No era especialmente lujoso, pero tenía un parking a escasos metros, estaba muy bien situado respecto a la zona monumental y tenía un desayuno excelente. Con lo cual, la conclusión fue que resultó un hotel muy cómodo.