Blog de turismo

Lugares turísticos de España, Francia, Italia, etc...

Vacaciones en Lituania

Artículo sobre Lituania, enviado por David Rubio y publicado el 22/08/2013

     


Lituania es el más extenso y poblado de los países bálticos que formaron parte de la extinta URSS. Como sus vecinos, este país cuenta con una muy interesante combinación de parajes naturales y urbanos, por lo que el viajero podrá disfrutar de una buena cantidad de actividad diversas en una relativamente pequeña extensión territorial.


/Castillo de Trakai
Castillo de Trakai, por Eva Schuster

Desde el punto de vista geográfico, Lituania es un estado de fácil recorrido gracias a la llanura que define la mayor parte de su territorio. El Nemunas es el río principal que desemboca en la laguna de los Curios en la fachada occidental del país. Desde antiguo los pobladores explotaron los yacimientos de ámbar, resina originada en los depósitos aluviales de los ríos y que constituye uno de los símbolos del país como puede comprobarse en el Museo del ámbar en Palanga. No te olvides de llevarte un trocito a casa.

Aunque existe una considerable extensión de terreno cultivado aun se mantienen muchos bosques vírgenes de coníferas que con buen tiempo son una visita muy agradable para el viajero que busca espacios naturales.  


Y hablando de naturaleza, uno de los destinos más atractivos de Lituania es Neringa, una franja de tierra cubierta de arena que va de norte a sur hasta la zona de Kaliningrado, territorio perteneciente a Rusia. Se trata de un territorio de curioso aspecto. Y es que esta península está cubierta en su mayor parte por dunas, originadas por el efecto del viento durante siglos. Separa la laguna de los Curios del Mar Báltico.

Todo el territorio comunal forma parte del Parque Nacional de Neringa donde el viajero puede recorrer a través de senderos el denominado Sáhara lituano. Al sur podemos visitar la ciudad de Nida, una localidad costera fascinante ya en la frontera con Kaliningrado.

Vilna, la capital, concentra varios de los mayores atractivos urbanos de Lituania. Esta urbe representa muy bien la historia de este estado, durante siglos foco de tracción de los piases cercanos, especialmente Polonia, Alemania y, por supuesto Rusia. Y es que Lituania cayó bajo la órbita zarista, primero, y soviética después hasta su independencia a principios de los años 90 del pasado siglo.

La ciudad vieja, es el núcleo histórico de Vilna, catalogada como patrimonio histórico de la humanidad por la UNESCO. La plaza de la catedral es el centro de esta ciudad vieja  donde se alza el edificio catedralicio donde destaca el imponente pórtico hexástilo de estilo neoclásico. Pilies gatve es una calle peatonal que muestra al visitante lo mejor de Vilna y de sus gentes. Siempre viva esta calle cuenta además con interesantes muestras arquitectónicas.


Pilies gatve termina en la Rotuses aikste, plaza muy transitada donde podremos tomarnos un café en una de sus animadas terrazas. La Jerusalén del Norte, como se conoce a Vilna también cuenta con numerosas iglesias interesantes como la de San Miguel o Santa Ana, además de la bella Puerta de Aurora que da paso a la capilla homónima.

Durante siglos la comunidad judía de Vilna tuvo un gran florecimiento cuyo testimonio podemos también comprobar en el Museo Judío.

Cerca de Vilna, no debemos perdernos la oportunidad de acercarnos a Trakai, que cuenta con un fascinante castillo edificado en una isla. Al oeste de Vilna, se encuentra Kaunas, la segunda ciudad en importancia de Lituania. Además de su amable urbanismo podremos darnos una vuelta por los alrededores admirando la serenidad del campo lituano que se extiende a sus alrededores.

Al norte se encuentra Siauliai, localidad famosa por albergar la colina de las Cruces, un espectáculo para la vista compuesto de una cantidad innumerable  de cruces de todos los tamaños clavadas en la tierra y superpuestas unas a otras. Destaca sobre ellas la donada por Juan Pablo II. Esta costumbre de colocar cruces en este lugar surge de las revueltas antizaristas de mediados del XIX y todavía se mantiene.


/Catedral de Vilna
Catedral de Vilna, por Herman Brinkman

Y ya en la costa el visitante debe acercarse a Klaipeda, el principal puerto de Lituania, localidad de gran crecimiento turístico por su cercanía con Neringa.

Lituania es un país báltico lleno de sorpresas donde el visitante puede tropezarse con un desierto en el mar o con una colina con millares de cruces. 



También te puede interesar...


¿Quieres encontrar hotel a buen precio?

Podemos aconsejarte para encontrar el hotel que necesitas. Haz click en Ayuda Hoteles y consúltanos.